Avisar de contenido inadecuado

Parafrasear

{
}

La utilización de frases famosas, pertenecientes al acervo intelectual y creativo de determinados personajes nos sirve en cantidad de ocasiones para expresar –con un certificado marchamo de calidad debido a la procedencia de la frase- opiniones o pensamientos que, de otra manera, posiblemente expresaríamos con mayor torpeza o inacabable extensión. Sin ir más lejos en un post reciente recogía yo una de estas sentencias –en esa ocasión era de Lucio Anneo Séneca- para expresar una idea.

Tienen sin embargo estas frases normalmente la peculiaridad de su posible uso desde distintos puntos de vista en torno a la misma idea.

Tomemos por ejemplo al famoso y parafraseado escritor irlandés Oscar Wilde y cojamos una de sus frases. “El descontento es el primer paso en el progreso de un hombre o de una nación”. Parece que su significado está claro y en mi opinión –muy humilde, por supuesto- lo está.

Podríamos entender por descontento la toma de conciencia de que una situación es mejorable, por lo que esta mera constatación nos pondría en disposición de saber que hemos de hacer algo para cambiar, para mejorar, para modificar lo que detectamos que es mejorable. A la frase de Wilde habríamos de añadirle el comentario de que posiblemente no sea solo el primer paso en el progreso sino que es un paso imprescindible, sin el cual no se puede dar –si no es por puro azar, por puro capricho del destino- el hecho de caminar hacia la mejora de algo, hacia el progreso de un hombre o de una nación.

Tendríamos sin embargo serias discrepancias sobre el cómo y el cuándo. Coincidiendo en la validez de la sentencia del irlandés podríamos encontrar tantos cómos y tantos cuándos como personas participásemos en la conversación. Por eso este tipo de frases no deben ser utilizadas con ánimo descalificador hacia nadie y su aplicación ha de tener en cuenta la coincidencia en el diagnóstico pero la infinita cantidad de vías en la mejora de la situación que se ha detectado como mejorable, es decir en el progreso de un hombre o de una nación.

Si buscamos frases que se consolidan con la mera identificación de los actores que son analizados por la misma, los chinos nos llevan en eso unos cuantos años-luz de ventaja. Sus proverbios –no confundir en ningún momento con el haiku japonés- suelen moverse dentro del enunciado de la constatación de un hecho a lo largo de siglos de contemplación. Su aplicación es bastante sencilla una vez que identificamos a las personas, hechos o sentimientos a los que nos queremos referir.

Hoy amigos blogueros os dejo tranquilos y no hago en este post ningún comentario de política –nacional- de los que son habituales en este vuestro/mi blog. A Zapatero –que ya ha conseguido el puesto de camarera en la cumbre de Washington- esta semana no hay quien lo aguante con la cantidad de chorradas que suelta por su boquita. Fijaros que está hablando de exigir “máxima transparencia” al sistema financiero, y el tío aquí en España les ha arreado miles de millones de euros a los bancos sin que sepamos cuánto, a quien y por qué. Vamos, igual que lo de la moratoria  contra la pena de muerte hasta el 2015 que pidió en la ONU y la ampliación del derecho a matar a través de aborto que está preparando en España.

Aquí en Aranjuez, en mi maravillosa ciudad, es de aplicación un sencillo proverbio chino “Hay muchos dispuestos a meter su cuchara en la sopa, pero pocos que quieran ayudar a cocinarla”.

{
}
{
}

Comentarios Parafrasear

:-)
Anónimo 25/11/2008 a las 04:10
La utilización de frases famosas, pertenecientes al acervo intelectual y creativo de determinados personajes nos sirve en cantidad de ocasiones para expresar –con un certificado marchamo de calidad debido a la procedencia de la frase- opiniones o pensamientos que, de otra manera, posiblemente expresaríamos con mayor torpeza o inacabable extensión. Sin ir más lejos en un post reciente recogía yo una de estas sentencias –en esa ocasión era de Lucio Anneo Séneca- para expresar una idea.
Tienen sin embargo estas frases normalmente la peculiaridad de su posible uso desde distintos puntos de vista en torno a la misma idea.
Tomemos por ejemplo al famoso y parafraseado escritor irlandés Oscar Wilde y cojamos una de sus frases. “El descontento es el primer paso en el progreso de un hombre o de una nación”. Parece que su significado está claro y en mi opinión –muy humilde, por supuesto- lo está.
Podríamos entender por descontento la toma de conciencia de que una situación es mejorable, por lo que esta mera constatación nos pondría en disposición de saber que hemos de hacer algo para cambiar, para mejorar, para modificar lo que detectamos que es mejorable. A la frase de Wilde habríamos de añadirle el comentario de que posiblemente no sea solo el primer paso en el progreso sino que es un paso imprescindible, sin el cual no se puede dar –si no es por puro azar, por puro capricho del destino- el hecho de caminar hacia la mejora de algo, hacia el progreso de un hombre o de una nación.
Tendríamos sin embargo serias discrepancias sobre el cómo y el cuándo. Coincidiendo en la validez de la sentencia del irlandés podríamos encontrar tantos cómos y tantos cuándos como personas participásemos en la conversación. Por eso este tipo de frases no deben ser utilizadas con ánimo descalificador hacia nadie y su aplicación ha de tener en cuenta la coincidencia en el diagnóstico pero la infinita cantidad de vías en la mejora de la situación que se ha detectado como mejorable, es decir en el progreso de un hombre o de una nación.
Si buscamos frases que se consolidan con la mera identificación de los actores que son analizados por la misma, los chinos nos llevan en eso unos cuantos años-luz de ventaja. Sus proverbios –no confundir en ningún momento con el haiku japonés- suelen moverse dentro del enunciado de la constatación de un hecho a lo largo de siglos de contemplación. Su aplicación es bastante sencilla una vez que identificamos a las personas, hechos o sentimientos a los que nos queremos referir.
Hoy amigos blogueros os dejo tranquilos y no hago en este post ningún comentario de política –nacional- de los que son habituales en este vuestro/mi blog. A Zapatero –que ya ha conseguido el puesto de camarera en la cumbre de Washington- esta semana no hay quien lo aguante con la cantidad de chorradas que suelta por su boquita. Fijaros que está hablando de exigir “máxima transparencia” al sistema financiero, y el tío aquí en España les ha arreado miles de millones de euros a los bancos sin que sepamos cuánto, a quien y por qué. Vamos, igual que lo de la moratoria  contra la pena de muerte hasta el 2015 que pidió en la ONU y la ampliación del derecho a matar a través de aborto que está preparando en España.
Aquí en Aranjuez, en mi maravillosa ciudad, es de aplicación un sencillo proverbio chino “Hay muchos dispuestos a meter su cuchara en la sopa, pero pocos que quieran ayudar a cocinarla”.
anto anto 29/01/2009 a las 23:15
:'-(
´´ 29/01/2009 a las 23:17
ni entendi qe es PRAFRASEAR :/
omar omar 04/03/2011 a las 10:43
osea el consepto??????????
omar omar 04/03/2011 a las 10:44
stan super los comentarios sobre k es parafrasear
stan super los comentarios sobre k es parafrasear
stan super los comentarios sobre k es parafrasear
stan super los comentarios sobre k es parafrasear
stan super los comentarios sobre k es parafrasear
stan super los comentarios sobre k es parafrasear
estan todos locos
Anónimo 30/11/2011 a las 21:25
no entiendo. podrian ser mas especificos por favor
anai¡mo anai¡mo 30/11/2011 a las 21:56
no entndi oseaaaaaaaa
anonima anonima 23/02/2012 a las 03:36
no enetendi osea omg explikense mejor x k no me sirbio para nada ufffffff 
esta muy bien
carlos carlos 28/09/2012 a las 15:39

Deja tu comentario Parafrasear

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre